RF_PRODUCT-SELECTION_mask_header_plp_website_desktop
MASCARILLAS

MASCARILLAS

Las mascarillas son un producto de cuidado especializado para satisfacer las necesidades del cabello seco, teñido, dañado... No olvides añadirlas a tu rutina capilar. Hidratan, nutren o reparan el cabello en profundidad.

9 resultados

Mascarilla capilar: el aliado experto en hidratación, nutrición y reparación del cabello

Cuidar el cabello con mascarillas capilares

Las mascarillas capilares son un tratamiento hidratante y reparador que reestructura el cabello desde el interior. Más concentradas en activos que un acondicionador, son el tratamiento perfecto para reparar los largos dañados y devolver la belleza y el brillo al cabello.

 

¿Qué es una mascarilla capilar?

Una mascarilla capilar es un producto para el cuidado del cabello con una acción restauradora, reparadora e hidratante. Puede ayudar a conservar la calidad del cabello y mantenerlo sano. Una mascarilla capilar también puede servir para solucionar un problema concreto. Las mascarillas capilares nutren y fortalecen el cabello en profundidad y lo hacen más sedoso y fácil de peinar. Esto es posible gracias a su composición: los productos para el cuidado del cabello que se aplican como mascarilla contienen una gran concentración de activos y numerosos agentes fortalecedores. Entre ellos se encuentran los emolientes, las proteínas vegetales, los aminoácidos y las microproteínas.

¿Cuándo ponerse una mascarilla capilar?

Ponemos el cabello a prueba a diario. Está expuesto a la contaminación, a la luz solar y también, muy a menudo, a tratamientos agresivos como el cepillado, el rizado, el alisado o los tintes químicos frecuentes. Es importante permitir que el cabello se reestructure y se proteja. Por lo tanto, las mascarillas capilares pueden utilizarse como medida preventiva, incluso en cabellos normales y sanos o en cabellos que necesiten hidratación.

Fortalecedoras, hidratantes, reparadoras... ¿cuáles son los diferentes tipos de mascarillas capilares?

Elegir una mascarilla adaptada a tu tipo de cabello y a tus problemas capilares es esencial. En efecto, existe una multitud de mascarillas capilares, adaptadas a las diferentes necesidades. Hay mascarillas para cabellos secos, para cabellos teñidos o para cabellos dañados. Estos son algunos ejemplos de las mascarillas capilares que ofrece René Furterer:
● Mascarillas para cabellos secos: enriquecidas con agentes reparadores y manteca de karité, estas mascarillas son fantásticas aliadas para regenerar el cabello seco e hidratarlo.
● Mascarillas para cabellos teñidos: ayudan a conservar la intensidad del color y a fijarlo en el interior del mechón. También hacen que el brillo del color dure más tiempo y reparan el cabello dañado por la coloración.
● Mascarillas para cabellos y cueros cabelludos grasos: a menudo se piensa erróneamente que los cabellos y cueros cabelludos grasos no necesitan tratarse con una mascarilla. Sin embargo, nuestro champú-mascarilla es ideal para regular el exceso de sebo y purificar el cuero cabelludo.
● Mascarillas para cabellos muy rizados o naturales: alisan la fibra y facilitan el desenredado.

¿Cómo se utiliza una mascarilla capilar?

Se recomienda aplicar mascarillas capilares una o dos veces por semana, sobre el cabello lavado, húmedo y secado con una toalla. Debes aplicar la mascarilla en los largos y las puntas: aplicar la mascarilla en las raíces puede engrasar el cabello. Por lo tanto, este tipo de aplicación solo debe realizarse en cabellos y cueros cabelludos secos o muy secos. El producto debe aplicarse durante una media de cinco a 20 minutos; también es posible dejarlo toda la noche, con una toalla caliente, para aumentar los efectos de la mascarilla. El final del tiempo de aplicación es un buen momento para desenredar: con un peine de púas anchas, es más fácil desenredar y peinar el cabello recubierto de producto. Para terminar, solo hay que aclarar la mascarilla con agua tibia y secar el cabello con una toalla.