rf_cchevelu_23

Qué hacer para cuidar el cabello debidamente

Todo el mundo quiere tener un cabello bonito, brillante y voluminoso (¡sano, en definitiva!).

Elegir un champú y un producto de cuidado adaptados al cabello y al cuero cabelludo es un excelente hábito.

Además de estos tratamientos específicos, no hay que pasar por alto la importancia de los gestos diarios como el cepillado y el lavado. Combinados con un masaje del cuero cabelludo, optimizan la eficacia de los tratamientos.

Tómese el tiempo para cepillar el cabello

Tómese el tiempo para cepillar el cabello

El cepillado del cabello es un simple paso mecánico que cierra la cutícula del cabello y elimina la suciedad.

Cepillado: ¿un gesto ancestral olvidado?

¿Cuáles son los beneficios del cepillado para el cabello y el cuero cabelludo?

Cómo lavarse el cabello correctamente

Cómo lavarse el cabello correctamente

La finalidad del lavado es eliminar el exceso de sebo del cuero cabelludo, que podría resultar irritante y sofocar el cabello.

Las buenas prácticas de lavado del cabello incluyen el masaje del cuero cabelludo en lugar de la simple limpieza del cabello.

El masaje: un aliado del cuero cabelludo

El masaje: un aliado del cuero cabelludo

Masajear el cráneo libera la tensión física y es increíblemente relajante. Pero también es importante saber que tiene propiedades muy interesantes que favorecen o mantienen la belleza del cabello.

El masaje del cuero cabelludo tiene muchos beneficios: estimulación de la microcirculación, irrigación del folículo piloso, absorción de los ingredientes activos de los tratamientos...

Un cabello bonito crece en un cuero cabelludo sano, igual que las plantas crecen en un suelo fértil.

¡Eso lo dice todo!

Si quiere disfrutar de un cabello bonito, es esencial que cuide su cuero cabelludo. El cuero cabelludo es el alma del cabello y, sin embargo, se descuida con demasiada frecuencia.

Para elegir el champú y los productos de tratamiento, debe escuchar las necesidades del cabello y el estado del cuero cabelludo. Pero para que un tratamiento aporte todos estos beneficios al cabello, debe aplicarse correctamente.

He aquí 3 sencillos pasos para ayudar a equilibrar el cuero cabelludo.

El cepillado: un momento diario de bienestar

El cepillado es, antes que nada, una forma de mantener el cabello. Lo protege contra las agresiones externas cerrando las cutículas y distribuyendo el sebo a lo largo de la fibra capilar. También elimina la suciedad del cabello.

Realizado a diario, o incluso varias veces al día, este gesto tendrá efectos mecánicos visibles en la belleza del cabello.

Además de sus beneficios para el cabello, también puede aprovechar este momento para relajarse, sobre todo al final del día.

Un lavado bien hecho

Se tiende a pensar que cuanto más se restriegue el cabello, más agradecerá una limpieza enérgica. Pero es un error lavar solo el cabello.

La técnica correcta es aplicar el champú directamente sobre el cuero cabelludo y masajearlo para eliminar la acumulación de grasa. Solo cuando se aclare, el agua jabonosa lavará suavemente el cabello.

¿Por qué masajear el cuero cabelludo?

El cabello es un material inerte. En realidad, todo ocurre en el cuero cabelludo: el suministro de nutrientes y oxígeno, la producción regulada de sebo, la renovación de las células que dan lugar a nuevo cabello... El cuero cabelludo es el órgano que da vida al cabello.

El masaje del cuero cabelludo activa la microcirculación que transporta los elementos esenciales para la salud del cabello. Dependiendo de la técnica utilizada, un masaje también puede ayudar a estimular o calmar el cuero cabelludo según sus necesidades específicas en un momento dado.

rf_engag_engagements