RF_ABSOLUE-KERATINE_header_plp_website_desktop
Cabello dañado y quebradizo

Cabello dañado y quebradizo

Cabello dañado, quebradizo y con puntas abiertas que ha perdido su fuerza y elasticidad. Los activos naturales contenidos en los productos de cuidado capilar René Furterer proporcionan una protección duradera para una reparación en profundidad. Descubre nuestros productos.

Filtrar los productos

4 resultados

Cabello dañado y quebradizo: productos de cuidado capilar reparadores e hidratantes

¿Qué es el cabello dañado?

El cabello está sometido a numerosas agresiones diarias: cepillados continuos, exposición al sol y a la contaminación, rutinas capilares inadecuadas... ¿El resultado? El cabello a veces se vuelve quebradizo. Está dañado, se siente seco, sin elasticidad ni brillo.

Causas del cabello dañado y quebradizo

El cabello pierde su elasticidad cuando se expone a una mala rutina de cuidado capilar o a un tratamiento demasiado agresivo. Está menos resistente, parece dañado y quebradizo. Las causas del cabello quebradizo son diversas. Puede originarse por cepillados bruscos, alisados repetidos, el uso de productos para el calor o decoloraciones y tintes continuos.

Crear una rutina adaptada al cabello dañado y quebradizo: ¿qué tratamientos y cuidados elegir?

Los productos de composición natural son perfectos para cuidar el cabello dañado. Los activos de origen natural ayudan a restaurar la belleza, la fuerza y la suavidad del cabello. 
Estos tratamientos pueden combinarse con una rutina capilar para reparar el cabello más rápidamente y durante más tiempo. Por ejemplo, se puede utilizar un champú y una mascarilla específicos para el cabello quebradizo.

Champús para cabellos dañados y quebradizos

¿El primer paso para cuidar el cabello dañado? ¡Optar por el champú adecuado!
Los champús para cabellos frágiles y dañados pueden reconstruir la fibra capilar para devolverle su belleza. Suaves para el cabello y el cuero cabelludo, limpian en profundidad y facilitan el desenredado y el peinado. El cabello queda más ligero, suave y brillante. Estos productos, sin sulfatos ni siliconas, están elaborados íntegramente con ingredientes de origen natural, y actúan en profundidad sobre la fibra capilar. 

Tratamientos capilares: los mejores aliados para tratar el cabello dañado

El champú no siempre es suficiente para reparar el cabello quebradizo. Muy a menudo, hay que combinarlo con una mascarilla reparadora. Las mascarillas pueden adaptarse según el tipo de cabello, ya sea fino o grueso. Disponibles en tarros y tubos, los productos para el cuidado capilar de René Furterer están enriquecidos con queratina de origen vegetal y diversos activos reparadores. 
Utilizados como tratamiento de un mes, envuelven el cabello y reparan su resistencia. Al igual que los champús antirrotura, estas soluciones permiten un desenredado suave. Aplicados una o dos veces a la semana, no apelmazan el cabello y lo reparan en profundidad.

Otros productos para completar la rutina de cuidado capilar contra la rotura

Cremas de belleza reparadoras, aceites, sérums, complementos alimenticios... Puede reparar el cabello de más de una manera: 
Las cremas reparadoras son para el uso diario: el tratamiento debe aplicarse en los largos 
Los aceites, en cambio, pueden aplicarse durante todo el año, como tratamiento o en las puntas. 
Los sérums deben aplicarse en cantidades muy pequeñas sobre el cabello seco o después del champú. Su acabado sutil y su rápida acción los convierten en los aliados perfectos para devolver al cabello su esplendor. 
También existen complementos alimenticios. Estas pequeñas cápsulas orales son ideales para complementar una dieta que no es lo suficientemente completa, una causa común de cabello quebradizo. Los complementos alimenticios, que contienen muchas vitaminas y diversos activos de origen vegetal, ayudan a mantener un cabello sano. 

Pasos esenciales para prevenir el cabello quebradizo

Eliminar los factores demasiado dañinos de la rutina capilar es esencial para recuperar un cabello suave y brillante. Además de elegir el tratamiento adecuado, se deben evitar los aparatos de peinado con calor y un cepillado demasiado brusco. Utilizar un cepillo de cerdas naturales y cortar frecuentemente las puntas dañadas son buenas prácticas para frenar la rotura del cabello. También deben evitarse los peinados muy apretados.