Cabello graso

Cabello graso

Los cabellos y los cueros cabelludos con tendencia grasa sufren de exceso de sebo. Una rutina capilar adecuada y los productos apropiados permiten alargar los intervalos entre lavados, para conseguir un cabello ligero y sano.

Filtrar los productos
Filtrar los productos

2 resultados

Cabello graso: productos seborreguladores

¿Cómo se combate el cabello graso?

Recuperar la salud del cabello puede ser una verdadera lucha cuando se tiene el cabello graso. No siempre basta con espaciar los lavados para purificar un cuero cabelludo graso y limitar el exceso de sebo.
Elegir los productos capilares adecuados, enriquecidos con activos naturales y aceites esenciales, es la clave para un cabello sano.

¿Qué entendemos por cabello graso?

Tener el cabello ligeramente graso es completamente normal: el sebo es una sustancia que se segrega de forma natural en los folículos pilosos de la raíz del cabello. Esta sustancia es esencial porque protege el cabello de las agresiones externas. También protege el cabello de la sequedad.
El cabello graso aparece cuando se produce sebo en exceso. Esta sobreproducción de sebo es el resultado de una alteración en el funcionamiento de las glándulas sebáceas. Cuando estas glándulas producen demasiado sebo, el cabello se vuelve graso. Queda pesado y con brillos, a menudo al día siguiente de la aplicación del champú. El cuero cabelludo también puede verse afectado: a veces está sensible, irritado y con picores. En este caso, solo hay una solución para recuperar la normalidad del cabello: modificar la rutina capilar para permitir que los folículos pilosos regulen la producción de sebo.

Tratar el cabello graso encontrando la causa

Determinar la causa del cabello graso es esencial para tratar el problema con eficacia. Las causas del exceso de sebo son sencillas y se pueden tratar: ¡el cabello graso se puede salvar! La contaminación, los desequilibrios hormonales, el estrés y una dieta rica en grasas o azúcares pueden engrasar el cabello. El uso de productos capilares que no son adecuados para su tipo de cabello también tiene un impacto negativo en la producción de sebo.

¿Qué productos elegir para el cabello graso?

Champús para cabellos grasos

Los productos para cabellos secos o muy secos, o los productos extranutritivos, no deben utilizarse cuando se tiene un cabello graso. Lo mejor es optar por limpiadores combinados, que hidratan los largos mientras tratan el exceso de grasa en las raíces, o por champús para cabellos grasos. Permiten espaciar la frecuencia de los lavados con champú. Por lo tanto, debe elegir un champú suave con una composición ligera. Los champús enriquecidos con aceites esenciales purificadores y limpiadores son ideales para el cabello graso.
René Furterer ha optado por ofrecer un champú sin siliconas, rico en aceites esenciales de curbicia, el seborregulador por excelencia, pero también de tomillo, romero, naranja y clavo. Estos aceites esenciales, con sus propiedades complementarias, limpian en profundidad el cabello y el cuero cabelludo, sin dañarlo. Son completamente naturales.

Cuidados para el cabello graso

Los acondicionadores y las mascarillas deben elegirse con el mismo cuidado. Las mascarillas deben aplicarse solo en los largos y las puntas, para no aumentar la producción de sebo.
Las mascarillas René Furterer contienen aceites esenciales y arcilla absorbente. Esta arcilla mineral, utilizada desde la antigüedad, absorbe eficazmente la grasa y las impurezas. Elimina la capa de grasa del cabello y es muy fácil de aclarar.

Cuero cabelludo graso: elegir los productos adecuados

Cuidar el cuero cabelludo graso, que puede ser sensible y doloroso, es esencial. Muchos sérums están diseñados para hidratarlo y repararlo sin estimular la producción de sebo. Los productos deben elegirse por sus cualidades purificadoras y limpiadoras.

Los aceites, en cambio, deben evitarse: aplicados en las raíces, no hacen más que acentuar el carácter graso del cabello, incluso después de un aclarado meticuloso.