rf_cchevelu_11

El ciclo de vida del cabello

El ciclo vital del cabello está jalonado por una sucesión de fases durante las cuales crece, perdura, retrocede y finalmente cae.

Hoy, más allá de la imagen de buena salud que transmite, el cabello se considera un verdadero adorno, un poderoso símbolo de seducción. Está en el centro de las preocupaciones estéticas de la mujer, por supuesto, pero también del hombre. Lo cuida, lo peina, juega con su color, su volumen... según las tendencias o el estado de ánimo.

Pero no debemos olvidar que la función principal del cabello es fisiológica: está ahí para proteger la superficie del cuero cabelludo, que a su vez protege el cráneo.

Tenemos entre 100.000 y 150.000 cabellos en la cabeza. Cuando el cabello está en fase de crecimiento, cada cabello crece una media de 1 centímetro al mes.

A diferencia de otras especies animales, los folículos pilosos humanos son asíncronos. Esto significa que cada cabello crece independientemente de los demás.

Fase tras fase, un cabello empuja a otro...

Nuestro cabello se renueva constantemente.

Un cabello aparece, crece y se cae, siguiendo un ciclo capilar, que se repite unas 25 veces a lo largo de la vida.

Este ciclo tiene 3 etapas sucesivas.

El cabello crece

La fase de crecimiento del cabello se denomina fase anágena.Dura aproximadamente 3 años en los hombres y 5 años en las mujeres.

Se caracteriza por una intensa actividad metabólica en el bulbo piloso, que da lugar a la formación de queratina, la proteína esencial que compone el cabello.

Las células de la matriz del bulbo piloso se multiplican activamente para formar el cabello y las vainas epiteliales.

En condiciones de vida normales, aproximadamente el 85 % del cabello se encuentra en la fase anágena.

La red vascular del cuero cabelludo que alimenta la raíz del cabello está entonces especialmente bien desarrollada alrededor del folículo.

El bulbo es grande, oscuro y está rodeado de vainas epiteliales translúcidas.

Esta fase está regulada por los factores de crecimiento del folículo piloso necesarios para un crecimiento sano y fuerte del cabello.

El cabello persiste y muere

Es entonces el turno de la fase catágena, también llamada fase de regresión. Es bastante corto (solo 2 o 3 semanas) y afecta al 1 % del cabello.

Es la fase de transición entre la fase de crecimiento y la fase de reposo.

Mediante un fenómeno de muerte programada, el folículo piloso retrocede, involuciona y se vuelve inactivo. El vínculo físico entre la papila folicular y el bulbo está roto. La matriz muere y, aunque el cabello ya no crece, permanece arraigado en el folículo durante algún tiempo.

El cabello se cae

Antes de la caída, el cabello se encuentra en una fase de reposo o fase telógena.

Esta fase se desarrolla a lo largo de 2 a 3 meses.

El cabello muerto permanece anclado en el folículo durante unos 3 meses. Se ha desprendido de la papila folicular y progresa lentamente hacia el exterior del cuero cabelludo hasta caer.

Se cae cuando es empujado por un cabello nuevo y joven, para el que se inicia una nueva fase anágena.

Este periodo de renovación afecta al 14 % del cabello.

Un nuevo cabello lo sustituye

Mientras el capital de ciclos de vida del cabello (unos 25) no se agote, un nuevo cabello puede iniciar un nuevo ciclo.

Y así sucesivamente...

Si todo va bien, estas 3 fases se suceden a un ritmo regular. El capital de 25 ciclos permite a una mujer tener un cabello hermoso durante 125 años y a un hombre durante al menos 75 años.

rf-cycle-de-vie-du-cheveu

 

¡A no ser que ocurra algo que lo eche todo a perder!

Los factores externos o internos pueden afectar a la regularidad, y por tanto a la duración, de los ciclos capilares.

Esta acción sobre los ciclos capilares puede provocar la caída del cabello. Hay 2 grandes tipos:

  • caída del cabello progresiva, que se produce de forma gradual
  • caída del cabello reactiva, que es repentina y se produce como reacción a un acontecimiento.

En el caso de la caída del cabello reactiva, se produce una transición rápida y repentina de la fase anágena a la fase catágena y luego a la fase telógena. Por lo tanto, el cabello se encuentra repentinamente en un estado de caída.

Aproximadamente 3 meses después del desequilibrio o del suceso impactante que provoca esta transición prematura a la fase telógena, el cabello se cae de forma masiva. Este retraso de 3 meses corresponde a la duración de la fase telógena propiamente dicha: el tiempo que tarda el cabello en recorrer el camino desde que se desprende de la papila folicular hasta que es expulsado del cuero cabelludo.

Este tipo de caída del cabello es temporal y no conduce a la calvicie. Al reactivar rápidamente un nuevo ciclo capilar, se puede detener eficazmente la caída del cabello e iniciar su crecimiento.

En el caso de la caída del cabello progresiva, o de la calvicie de patrón masculino o femenino, se trata de una alteración de las hormonas masculinas en el organismo que hace que los ciclos se alteren.

Este desequilibrio conduce, tanto en el hombre como en la mujer, a una perturbación del ciclo capilar, que se traduce en un acortamiento de la fase anágena.

Como esta fase de crecimiento es más corta, el cabello pasa demasiado rápido a la fase catágena y luego a la fase telógena. Se produce un avance descontrolado. Los ciclos vitales del cabello se suceden a un ritmo frenético.

El capital capilar, normalmente programado para durar toda la vida, se agota prematuramente. Este proceso acelerado, si no se controla, conduce a una calvicie irreversible.

RF_MAG_HD_answer_illustration_1-1

 

¿ES MUY GRAVE, DOCTOR?

"¿Debo cuidar el cuero cabelludo igual que cuido el cabello o la piel?"

Jeanne, 29 años

Oculto por el cabello, el cuero cabelludo se olvida con demasiada frecuencia. ¡Pero es una parte viva de nuestro cuerpo! El cuero cabelludo puede dañarse sin que nos demos cuenta. Por lo tanto, es importante cuidarlo. Un cabello bonito es, ante todo, el resultado del cuero cabelludo sano y tonificado que respira.

Descubra los consejos de René

rf_engag_engagements
Back to top