rf_mag_mmhai_mathildelevaudi_principal_visual_1-1

Yo, mi cabello, etc.

Acepto mi cabello bicolor

Mathilde Levaudi,

abogada

Cómo, a los 30 años, decidí aceptar mi cabello tal y como es

Esta es la historia de un cabello muy blanco, que apareció por primera vez cuando tenía 17 años. Mathilde intentó cubrirlos durante años, y luego dejó de hacerlo. Hoy, con apenas 30 años, los deja vivir. El blanco y el negro se unen, contrastan; y es hermoso. Se ha convertido en un verdadero estilo, que fascina. Incluso sus gafas son de dos tonos. Mathilde es atrevida y crea tendencia.

  • <span class="ezstring-field">rf_mag_mmhai_mathildelevaudi_triptych_visual_1_4-5 374*532</span>
  • <span class="ezstring-field">rf_mag_mmhai_mathildelevaudi_triptych_visual_2_4-5 374*532</span>
  • <span class="ezstring-field">rf_mag_mmhai_mathildelevaudi_triptych_visual_3_4-5 374*532</span>

¿Cómo reaccionó ante sus primeras canas a una edad muy temprana?

Estaba en el instituto, y era de la creencia de que, si te sacas una, volverán a crecer diez. Así que los corté, a escondidas, así de fácil. Empecé a teñirme el cabello a los 20 años. Pero con mi base castaño oscuro, los colores ya no cubrían mi cabello blanco, que es realmente muy blanco. Así que me puse negro. Radical. Pero ir a la peluquería cada tres semanas era caro. Así que me cambié a los tintes de caja en casa. Fue muy restrictivo; me llevó toda una mañana de sábado. Y dañó mi cabello. Después de unos diez años, decidí dejarlo.

¿Hubo una llamada de atención?

La gente que me rodea tuvo mucho que ver, sobre todo los hombres: mi padre, mi pareja y los amigos, que quizás no tienen las limitaciones que tienen las mujeres, tenían una mirada alentadora. Me lo dijeron: "Atrévete. Tienes una personalidad que te permitirá estar a gusto con él." Y luego hubo un viaje. Estuve en Ecuador 3 semanas. Decidí dejarme llevar, diciéndome que por una vez no necesitaría teñirme el cabello. Cuando volví, aguanté. Tenía ganas de volver a algo natural.

Me lo dijeron: "Sé atrevida. Tienes una personalidad que te permitirá estar a gusto con él."
rf_mag_mmhai_mathildelevaudi_verbatim_visual_2_4-5

¿Cuáles fueron las reacciones a su alrededor?

Al principio tuve que decir "¡no, mi peluquero no está muerto!" (Risas.) Tenía que tranquilizar a la gente. El cabello blanco es un signo de vejez o tiene un aspecto descuidado y desaliñado. Yo lo encuentro muy elegante. Pero tenía que justificarme todo el tiempo.
Y luego hubo otra fase, cuando crecía más, en la que recibía muchas miradas en la calle. Me sentí como si tuviera una desventaja. Fue bastante brutal, sobre todo porque me gusta pasar desapercibida. Mi pareja me dijo que es mejor plantear preguntas que ignorarlas.
Hoy en día, las cosas han cambiado: la gente me pregunta cómo he conseguido este cabello blanco, dónde me he hecho las mechas, etc. A todo el mundo le encanta. Es cierto que, con una cara joven, a los 30 años, sé que es mucho más fácil. Hay mujeres que me dicen, tengo el 90 % de cabello blanco, pero no voy a poder con ello porque tengo 50 años; no soy como usted. Pero a mi alrededor, en la oficina, veo cada vez más mujeres que dejan de teñirse el cabello.

Hoy en día, me cuido el cabello porque quiero.
rf_mag_mmhai_mathildelevaudi_verbatim_visual_3_4-5 577*821

¿Cómo ha reaccionado ante el resultado tan gráfico y original de los dos tonos?

Me gusta mucho esta fase, este blanco y negro. Hay un verdadero contraste. Creo que estaré bien con todo el blanco, ¡pero tal vez vuelva a jugar con las puntitas negras! Sea cual sea la evolución, ha sido una liberación. Ahora, me cuido el cabello porque quiero.

La rutina de Mathilde

Todos los días: Me gusta llevar moñitos holgados. Me gusta llevar el cabello peinado-despeinado, que sigue siendo bastante elegante. Es lo mío. Lo dejo vivir.

01

Todos los días: Me gusta llevar moñitos holgados. Me gusta llevar el cabello peinado-despeinado, que sigue siendo bastante elegante. Es lo mío. Lo dejo vivir.

Durante el día: con un sombrero de cubo, apenas se ve la parte blanca, solo las puntas negras. ¡Un efecto sorpresa garantizado cuando me descubro el cabello!

02

Durante el día: con un sombrero de cubo, apenas se ve la parte blanca, solo las puntas negras. ¡Un efecto sorpresa garantizado cuando me descubro el cabello!

Para salir: estampados en blanco y negro, siempre muy gráficos, y una barra de labios brillante que aporte un toque de contraste.

03

Para salir: estampados en blanco y negro, siempre muy gráficos, y una barra de labios brillante que aporte un toque de contraste.

El accesorio imprescindible: mis gafas, ¡nunca me las dejo!

04

El accesorio imprescindible: mis gafas, ¡nunca me las dejo!

Nuestros productos, diseñados para usted

Champú anti-amarilleo

Okara Silver

Champú anti-amarilleo

Limpia suavemente, neutraliza los tonos amarillos

Acondicionador tonificante

Okara Silver

Acondicionador tonificante

Desenredar, neutraliza los tonos amarillos

PRODUIT PHARE
Mascarilla nutrición intensa

Karité Nutri

Mascarilla nutrición intensa

Desenreda instantáneamente, nutre profundamente

HC_FOOTER_1
Back to top